Sí, el asiento trasero del vehículo lleva instalado un sistema LATCH que permite fijar un asiento infantil para transportar al niño de manera segura. Todos los demás pasajeros deben utilizar cinturones de seguridad.

El vehículo